15.12.2020

para la vida cotidiana … 12

de Hna. M. Renata Zürrlein

 

“El mismo sol brilla en todas partes, y sin embargo sus rayos tienen un efecto particularmente poderoso en ciertos lugares. Por ejemplo, pensemos en los balnearios. De manera similar sucede con la Santísima Virgen. De una manera verdaderamente humana y maternal, va a la tierra; allí elige sus lugares favoritos, como reservar una buena habitación en su propia casa, donde se discuten asuntos confidenciales y se realizan celebraciones.

En ciertos puntos – se llaman lugares de gracia o lugares de peregrinación por la afluencia de la gente – Ella revela su poder, sabiduría y bondad de manera excepcional concediendo gracias originales y especiales.”

José Kentenich,
Estudio de Cartas 1952, en “El Misterio de Schoenstatt”


IMPULSO

En una conferencia en Schoenstatt, 50 mujeres se enfrentan a la pregunta de si todas caben en el Santuario Original. La respuesta a esta pregunta es impulsada cuando comienza a llover. Con la ayuda de taburetes adicionales, distribuidos en el lugar del coro y en el pasillo, las 50 han encontrado un lugar.

El sacerdote interpretó la situación desde la perspectiva de la Virgen: Cada madre está feliz de tener a sus hijos cerca de ella. De la misma manera, la Virgen es feliz cuando estamos en el Santuario con ella. Aquí es donde quiere hacernos un regalo. Aquí está nuestro “salón”, aquí podemos estar en casa.


¿Creo que el santuario es un lugar de gracia donde el cielo toca la tierra de manera especial?

¿Me abro a las gracias que se me ofrecen aquí?