30.06.2020

Gran alegría y gratitud

de Hna. M. Sylwia Palus

El sábado 20 de junio de 2020, en la Casa Provincial de las Hermanas de María de Schoenstatt en Otwock, Polonia, tuvo lugar

la celebración de la Vestición

– la entrega de los vestidos de las Hermanas – a cuatro novicias.

Las jóvenes Hermanas esperaban este momento con anhelo. Por lo tanto, a pesar de las limitaciones de la crisis del coronavirus, fue un día de gran alegría para ellas, la que irradiaban a todos los que pudieron participar.

La solemne Santa Misa fue celebrada por el Padre Arkadiusz Sosna, Superior de la Comunidad de los Padres de Schoenstatt en Polonia. Con él celebraron esta Eucaristía también otros tres sacerdotes: Padre Mirosław Żabnicki Żabnicki – Padre de Schoenstatt, Padre Jan Śmigasiewicz – de la parroquia local y el Padre Józef Pociask – capellán de la comunidad de la Casa Provincial.

Sus padres y Hermanas de la Casa Provincial participaron en la alegría de las novicias. Para que otros parientes de las novicias y las Hermanas de otras filiales de la provincia polaca pudieran ser testigos de este evento especial, hubo una transmisión en vivo por Internet. (Video)

En su homilía, el Padre Arkadiusz expresó sobre todo la alegría de que estas cuatro jóvenes Hermanas, al aceptar el signo visible, el vestido de las Hermanas, están ampliando el círculo de aquellos que quieren dar testimonio en sus vidas de que pertenecen totalmente al querido Dios. Se dirigió a los padres de las novicias con palabras de agradecimiento por haber aceptado con bondad el regalo de la vocación de sus hijas. También subrayó la verdad de que toda vocación es “del pueblo y para el pueblo”. Es un signo de elección, pero también de una misión que la persona llamada debe cumplir. El celebrante animó a las novicias a tener aún más confianza en el poder de la gracia de Dios y en su guía en sus vidas.

Después de la homilía, se realizó el ritual de la vestición. Las novicias recibieron el vestido de las Hermanas de María de Schoenstatt y un nuevo nombre. Es un signo del “vestir una persona nueva ” y del comienzo del nuevo camino – en el seguimiento de Cristo y su Madre María.

Los nuevos nombres de las novicias son:
Hermana M. Ignacja Prusko
Hermana M. Rozalia Kopka
Hermana M. Józefa Pukiel
Hermana M. Jadwiga Żołek

Al concluir la ceremonia las jóvenes Hermanas se dirigieron al Santuario para regalar una vez más sus vidas al cuidado de la Santísima Virgen y pedir la bendición de Dios para su nuevo camino.

Con las palabras de la Virgen, junto con nuestras novicias, alabamos al querido Dios por las grandes cosas que ha hecho por nosotros:

¡Magnificat anima mea Dominum!