09.04.2020

#QuedateEnCasa

de Hermana M. Paula Blum, Guayaquil/Ecuador

Las puertas del Santuario a
un click de distancia

LATAM anuncia el embarque del vuelo 0548 con destino a la ciudad de Quito… Era la madrugada del 10 de febrero cuando me encontraba en el aeropuerto de Santiago de Chile iniciando mi viaje de regreso a Guayaquil, Ecuador. Había concluido mi último tiempo de formación como Hermana de María y volvía a mi tierra a terminar mis estudios de Odontología.

En eso me encontraba:
•   haciendo trámites para reingresar a la Universidad;
•   comprando ropa de seglar ya que no me está permitido entrar a los laboratorios con nuestro vestido de María;
•   desempolvando mis conocimientos de anatomía y morfología dentaria para no llegar tan perdida al inicio de clases,
•    comenzando unas prácticas de observación en el consultorio de una dentista
•    y finalmente planeando mis vacaciones con mi familia …

Pero los planes de Dios y la Reina eran muy distintos: Todo esto que estaba haciendo ha sido puesto en pausa debido al corona virus. Así también le ha sucedido a cada Hermana que vive en la delegación ecuatoriana. El gobierno ha tomado medidas estrictas para evitar la propagación del virus. Se declaró estado de excepción, cerró fronteras internacionales e interprovinciales y que urge a los ciudadanos a #QuédateEnCasa.

Esto nos llevó a tener que cerrar las puertas de los 3 centros de Schoenstatt que tenemos en nuestro país con mucho dolor. Sabemos que son muchas las personas que quisieran poder venir a rezar, calmar sus corazones y pedirle a la Mater que acabe con este virus y se muestre Reina. Así surgió la iniciativa de las hermanas que viven en Guayaquil de hacer un google form donde las personas pueden enviarnos sus intenciones, oraciones y gratitudes que desean llevemos al Santuario en nombre suyo. Sí ellos no pueden venir, nosotras los traemos con sus intenciones y anhelos.


Las Hermanas de María aquí en Ecuador somos muy activas y apostólicas ya que es tanta la vida del Movimiento y de nuestra Iglesia que estamos constantemente sirviendo a los demás así como Marta se desvivía atendiendo al Señor en su casa según nos relata  San Lucas  en su Evangelio (cfr Lc 10; 38-42). Nuestro Padre y Fundador nos dice a las Hermanas que estamos llamadas a ser como Marta, siempre activas pero al mismo tiempo tenemos la tarea de ser María, de acercar estar  junto al Señor, para escucharlo y escoger la mejor parte que no nos será quitada!”. Las Hermanas de María que vivimos junto al Santuario en Samborondón, hemos puesto en pausa momentánea a algunas de nuestras tareas habituales para poder llevar con mayor énfasis espiritualmente a todos los que lo necesitan al santuario acercando nuestro banco a los pies del Señor y su Madre. Nos hemos convertido momentáneamente en Hermanas de la Adoración asumiendo cada una, una hora diaria de adoración ante el Santísimo donde vamos leyendo estas intenciones que nos llegan al siguiente link: bit.ly/hnasdemariaecuador.

Como sabemos que el Santuario es nuestro gran tesoro no queremos privarle a nadie este privilegio que tenemos por tener al Santuario en el “Patio de nuestra casa” sino que tenemos la “Obligación” de hoy más que nunca abrir sus puertas online para todos los que quieran conectarse con nuestra fuente de gracia. Por eso hemos comenzado a transmitir a las 18h00 (hora ecuatoriana) el Santo Rosario en vivo para todos los que quieran entrar con nosotras al santuario en este tiempo de incertidumbre. Facebook Life: bit.ly/schoenstattecuador

Nos unimos así a toda la Familia de Schoenstatt de Ecuador y del mundo entero que se prepara para coronar a la Mater y pedirle que sea Ella la Reina del mundo,  la Reina de la salud física y espiritual

¿Hasta cuándo durará esto? No lo sabemos aún… Mientras tanto ofrecemos todo nuestro día: la adoración, el rosario, la Santa Misa que nos toca ver también online, el acompañamiento por las redes y medios de comunicación, las reuniones por skype o whatsapp con las ramas que tenemos a cargo, cocinar, limpiar, lavar y  en mi caso estudiar Anatomía. Una auténtica y sencilla Santidad de la vida diaria.

En esta cuaresma Jesús nos dice ” «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la mejor parte, que no le será quitada.” (Lc 10,41-42)

¿Cuál es la mejor parte de nuestra vocación de Hermanas de María?  ¡Estar junto a Jesús y María en el Santuario intercediendo por las necesidades de tantos y también el regalo de compartir como hermanas una linda vida familiar!


ESO NO NOS SERÁ QUITADO JAMÁS.