07.02.2020

Va al encuentro de sus hijos

de Hna. M. Nilza P. da Silva

ELLA es la que está REALMENTE más cerca
de aquellos que la necesitan

30 santuarios peregrinos en un hospital

“Ella es la Gran Misionera, Ella obrará milagros!“ Confiando en esta realidad, 30 empleados del hospital “Santa Casa“ en Londrina/ Paraná Brasil, asumieron, como misioneros, la tarea de llevar a la Santísima Virgen en el santuario pere­grino a las diversas secciones del hospital. Cada santuario peregrino visita una sección o un área del hospital. Y Ella acompaña también a cada empleado que quiere llevar el santuario peregrino a su casa para que sus familiares participen también de estas gracias.

Va al encuentro de sus hijos, donde estos estén

Hace dos años la Hermana M. Gláucia Couto comenzó el trabajo pastoral con los más de 1.000 empleados. En los encuentros, que por causa de los distintos turnos se realizaba en distintos horarios, se pudo constatar que la Santísima Virgen verdaderamente abre los corazones para Jesús. La Hna. M. Gláucia confirma: “Más de 120 empleados sellaron la Alianza de Amor con la Santísima Virgen.”

La Alianza de Amor educa misioneros: en el año 2020, 30 santuarios peregri­nos comenzaron a peregrinar por las secciones del hospital y por las casas de los empleados. La Hna. M. Gláucia está segura de que la Santísima Virgen mis­ma eligió a sus instrumentos: son 30 misioneros. Esto lo confirma la misio­nera Amanda Vivela, analista de contratos: “Estoy convencida de que Ella me eligió y me acogió. Ella es la Madre de Jesús y estoy segura de que Ella com­prende mi corazón y el de todos aquellos que le entregan su corazón.”

Un hospital bajo la bendición de la Santísima Virgen

Después de que los misioneros hubieron asumido su tarea en el santuario Ta­bor de la “Aplastadora de la serpiente” en Londrina, la Santísima Virgen comen­zó su peregrinación el 18 y el 19 por las secciones. La enfermera Graziele O. G. Pupo comparte: “Recibir a la Madre Peregrina es maravilloso. Ella trae paz, amor y alegría a nuestras casas. Mi hijo ya sabe que, cuando vengo con la bol­sa verde, allí está la imagen de la Santísima Virgen. Él se alegra y dice: ‘Mamá, Ella duerme hoy con nosotros!’”

Estos profesionales del cuidado de la salud, que tanto cuidan de los demás, son cuidados ahora por la Santísima Virgen. Esto lo experimentó Andrea Reis, quien trabaja en el área del personal. “Cuando recibí el santuario peregrino, decidí celebrar la Navidad con la Santísima Virgen. Fueron días muy especia­les. Pasamos la Nochebuena en la casa de mi madre. Hace cuatro años murió mi padre, un hombre de fe y devoto de la Santísima Virgen María. En este año, la presencia de la Santísima Virgen fue un consuelo para nuestros corazones.”

Envio da Mãe Peregrina na Santa Casa de Londrina/PR - 18 e 19/12/2019 Quien llega al hospital es recibido por la imagen de gracias de la Santísima Vir­gen y puede estar seguro que Ella velará también por los detalles del trata­mien­to, ya que uno la encuentra en todas las áreas.