21.01.2020

Reyes que siguieron la estrella …

de Hna. M. Charissa Frenzel

La vieron salir junto al “Santuario de la Alegría” en Herxheim.

Pero la historia comenzó ya mucho antes.

Su lugar muy especial

Cuando la gran ola de refugiados llegó a Alemania, la Santísima Virgen guió a los primeros iraníes hasta nosotros. Dos de ellos quisieron abrazar la fe católica y fueron bautizados en la iglesia parroquial a finales de 2016. Su lugar muy especial, al que llegan con sus alegrías y tristezas, es el Santuario de Schoenstatt y María les ha ayudado muchas veces. Le contaron a otros acerca de esto, y así durante el verano se reunió un grupo de 6 candidatos al bautismo. Para muchos de ellos María es una persona muy importante que los conduce a Jesús y acompaña sus pasos.

A comienzos del nuevo año litúrgico fue el ingreso oficial al catecumenado. La Hermana M. Charissa trabaja junto con la Hermana M. Gerta en este centro de Schoenstatt. Pero también pertenece al equipo de pastoral de la parroquia y el trabajo con los refugiados es parte de sus tareas.

El grupo se encuentra periódicamente para la catequesis en este centro de Schoenstatt. Pero no solo eso: también se celebran conjuntamente las fiestas del año litúrgico, y además los visita un santuario peregrino.

El tema del pesebre en el tiempo de Navidad

En el tiempo de Navidad se abordó el tema del pesebre. Sorprendentemente, dos familias donaron pesebres, de modo que en dos casas se pudo armar un pesebre completo.

Un tema trató sobre los pastores y reyes que se dirigieron al pesebre. Los estudiosos creen que podría tratarse de astrólogos persas o caldeos. Por lo tanto, este fue un tema especial e importante para los iraníes. Algunos de ellos también han recorrido un largo camino de búsqueda.

En algún momento surgió la idea de participar concretamente en la acción de los cantantes de villancicos en la comunidad parroquial, de la cual la Hermana M. Charissa es co-responsable. Se encontraron túnicas adecuadas. Los cuatro cantantes de villancicos dominaron los desafíos del idioma alemán – tres de ellos hablan bien el alemán – y el 11 de enero de 2020, puntualmente a las 9:00 hs, el grupo comenzó su acción en Insheim.

Reyes “de verdad” en camino

Muchos se asombraron cuando, al abrir sus puertas, se encontraron con estos reyes “de verdad”. Se dieron muy buenos intercambios. Los catecúmenos conocieron familias alemanas y también escucharon muchas de sus preocupaciones:
– Una mujer les habló de su madre, que sería enterrada el lunes,
– otra persona estaba esperando el nacimiento de su nieto,
– alguien que pasaba por la calle los invitó a visitar también su casa, ya que necesitaba la bendición para su esposo enfermo.
– Algo muy especial fue la visita a una madre de Schoenstatt que está enferma y hace mucho que reza cada día por los catecúmenos. Se tomaron una foto todos juntos y la señora estaba radiante en su silla de ruedas.

– Un matrimonio expresó:
“Siempre se oyen cosas negativas sobre los extranjeros y los refugiados.
Tener esta experiencia con ustedes es algo completamente diferente. Gracias por venir a nosotros.”