03.12.2019

Búsqueda de albergue en tres domingos de Adviento

de Hna. Ursula-Maria Bitterli, Quarten, Suiza

También en el pasado Adviento María estuvo buscando

un lugar, un refugio para su Hijo en nuestro mundo.

Así fue posible ofrecer el apostolado de la Virgen Peregrina en tres parroquias.

2 de diciembre: Kirchdorf AG

Un día y medio antes se decidió que yo podría compartir mis experiencias con el Santuario Peregrino en mi parroquia natal. Una imagen de la Virgen María está allí hace 17 años. El coro infantil y juvenil canta: “La estrella santa se acerca de nuevo”. Yo relaciono mi aporte con esta canción y digo que María es la estrella que nos guía a Jesús.

Experiencia: El esposo de la señora que tenía la responsabilidad por el contacto con este grupo, y que ha fallecido, se declaró dispuesto a ser él ahora la persona de contacto. Así la Santísima Virgen continuó visitando esta casa. Nos dice que coloca el Santuario Peregrino en la mesa de su habitación, enciende una vela, se siente conectado con su esposa y luego reza la oración de la noche a la mesa de su habitación en vez de en la cama.

9 de diciembre: Diepoldsau SG

Los sonidos del Adviento, entre otros cantados por una solista, se sintonizan con el segundo domingo de Adviento. Se invita a los niños a escuchar el Evangelio con velas encendidas. Dios quiere ser luz para nosotros en estos tiempos a menudo “oscuros” – ¡y María es una portadora de luz! Una mujer también experimenta esto a través de la Virgen Peregrina:

Experiencia: Cuando María viene a nosotros junto a su Hijo, me tomo tiempo como cuando recibo otra visita. Disfruto de un café con Ella, hablo con Ella, le doy las gracias por lo que está funcionando bien en nuestra casa en este momento, o le pido consejo si algo me preocupa. De vez en cuando toco una canción en la flauta o canto para su deleite. Cuando no tengo tiempo, Ella espera pacientemente sin reprocharme nada. ¡Eso es bueno! – También ha sucedido que uno de los niños por la noche tenía a la Madre de Dios en su cuarto, especialmente cuando tenía dificultades con los exámenes en la escuela.

16 de diciembre: Zizers GR

Cayó nieve durante la noche! Pero María -y yo con ella- vamos a buscar refugio, aunque los caminos sean difíciles: entonces y ahora. Nueve participantes del primer Círculo del Santuario Peregrino asistieron a la santa Misa. Una mujer da testimonio:

Experiencia: Cuando recibí por primera vez la imagen de María de Schoenstatt, tomé conciencia de que también yo tengo una tarea y que debo asumir responsabilidad. Quiero confiar firmemente, como María, que todo tiene un plan divino. Por eso me parece tan hermoso, cuando la Madre Peregrina está con nosotros en nuestro comedor.