27.05.2019

marco de luz en el Santuario

de Hna. M. Annerose Beil, Friedrichroda

Un siervo de María nunca perecerá

“Sus manos hábiles confeccionaron un marco de luz de madera que colocó en torno a la imagen de gracias de la Madre tres veces Admirable en el Santuario.” (Crónica)

1919, es decir, 100 años atrás, Fritz Esser fue confeccionando en cada minuto libre con gran alegría el primer marco de luz para el cuadro de la MTA en el Santuario.

Probablemente apenas habríamos prestado atención a este pequeño “jubileo de Schoenstatt” si la Santísima Virgen, por decirlo así, no nos hubiera llamado Ella misma la atención. El 24 de enero de 2019, el primer día de la novena en preparación a la fiesta de la Candelaria, estaban dos Hermanas en el Santuario aquí en Friedrichroda. En medio de su oración silenciosa penetraron en sus oídos unos ruidos provenientes del altar que no anunciaban nada bueno. Se desprendió el marco de luz del cuadro de la MTA, se partió y aterrizó sobre la mesa del altar en dos partes grandes y algunas pequeñas. La luz que rodea el cuadro de la MTA seguía encendida, solamente

el marco se había caído!

Ni siquiera se cayó una vela. Solo la espada de San Pablo quedó sobre el pedestal de la estatua, y se dañó uno de los arreglos florales, pero no fue grave.

Ciertamente, el marco hacía tiempo que necesitaba ser renovado, pero los entendidos no se decidían a abordar la obra. Y, ¿ahora? Por un lado estaban las preguntas meramente técnicas: ¿Quién vuelve a hacer el marco y cuánto nos va a costar? En la filial de nuestras Hermanas mayores y enfermas se pusieron rápidamente de acuerdo: ¡nosotras daremos nuestro aporte financiero! Pero las Hermanas se preguntaron también: ¿Qué quiere decirnos con esto la Divina Providencia? ¿Querrá quizás la Santísima Virgen que hagamos más por Ella, cada una de las tres filiales aquí, en Friedrichroda, según la originalidad de cada una?

En una celebración, el 2 de febrero, las Hermanas aludieron a este acontecimiento y rezaron:
“Querida Madre de Dios: que el marco de luz en torno a tu imagen en nuestro santuario, un marco necesitado de renovación justamente se haya caído en el primer día de la novena en preparación al día de fiesta de hoy, lo vemos como una señal y un llamado a hacerte “brillar” más a ti, sobre todo a través de nuestro ser. En nuestros corazones ha de arder el fuego del amor hacia Ti, así como ardió en el corazón de nuestro Padre y Fundador, quien no se cansó de anunciarte a Ti y tu lugar en el plan de salvación.”

Rosario diario y San José

Las Hermanas iniciaron una acción de oración. Sobre todo rezaron por esta intención en el Rosario diario. También se recurrió a San José, sobre todo como una ayuda competente para volver a confeccionar el marco. Y él actuó de manera brillante: una vez que con los entendidos todo parecía ser muy complicado y caro, nuestros dos empleados pusieron manos a la obra con coraje y mucho amor.

Lichtrahmen-FriedrichrodaConfeccionaron un marco de madera totalmente nuevo. Volvieron a utilizar las partes de metal y de vidrio, luego de haberlas limpiado a fondo y haberlas enderazado. Ya el 11 de febrero de 2019 pudieron colocar el marco renovado, asegurado y bien iluminado. El dinero que las Hermanas habían donado para el marco lo entregaron entonces para el Santuario Original.

La fecha nos volvió a impresionar. El 11 de febrero es el día conmemorativo de nuestra Señora de Lourdes, es decir, un día de celebración mariana.

Para las Hermanas también fue una alegría la investigación en torno a la historia del marco del Santuario Original y del Santuario en Friedrichroda, una copia fiel del Santuario Original. Se bendijo el 28 de octubre en el Año Mariano 1954. Muchas personas de la diáspora del este alemán habían participado activamente de su construcción y equipamiento interior: mediante la oración y horas de guardia, pero también trayendo piedras o donando parte del mobiliario y brindando un aporte financiero. A pesar de muchos obstáculos, se pudo erigir el Santuario. Este se convirtió en el centro espiritual del Movimiento de Schoenstatt en la antigua RDA, y lo es hasta el día de hoy.

¡Acojamos a María como la luz de nuestras vidas!

El 16 de febrero de 2019, el día mensual de peregrinación, el párroco Eberhard Jacob, un sacerdote de Schoenstatt, habló del acontecimiento del marco renovado: “María lleva a Cristo, la luz en su seno, lleva la luz de Cristo a Isabel y a los hombres, Ella ha dado a luz a Cristo, la Luz … Acojamos a María como la segunda luz en nuestras vidas, para que Ella ilumine a través de nosotros.

El marco de luz tiene un mensaje, y es bueno cuando de repente “pasa algo”, para que volvamos a tomar consciencia de este mensaje.