29.04.2019

Y ¿qué te enciende a ti?

de Hna. M. Annjetta Hirscher

El encuentro de bienvenida causó alegría y se expresó en una zarza ardiente.

“Ustedes son el hoy, ustedes son el ahora”

– unas palabras del Papa Francisco durante la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá – fue el tema de la jornada para las Hermanas que se llevó a cabo en las últimas semanas en nuestra Provincia. Las diversas generaciones se encontraron y reflexionaron acerca de cómo podemos cumplir nuestra misión en nuestro tiempo.

Y ¿qué te enciende a ti?

“Y ¿qué te enciende a ti?” era la pregunta planteada en la dinámica de bienvenida, preparada con cantos y juegos. En el correr del encuentro se formaron palabras y frases con llamas y letras, que finalmente dieron forma a una zarza ardiente.

Este encuentro finalizó con una cita del Papa Franciso que nos volvió a encender por nuestra vocación y misión:

“Será lo que los haga levantarse por la mañana y los impulse en las horas de cansancio, lo que les rompa el corazón y lo que les haga llenarse de asombro, de alegría y de gratitud. Sientan que tienen una misión y enamórense, que eso lo decidirá todo.” 27.1.2019

Como viviría María hoy

El tema de esta jornada de formación fue: el manejo de los medios digitales.

Hermanas “externas” – Hermanas que viven solas y realizan su tarea en su profesión, en medio del mundo – le preguntaron al Padre Kentenich cómo debían vivir, y él les respondió – era el año 1966: “Como María, así como Ella viviría hoy.”
Así nos abocamos a la pregunta: ¿Cómo manejamos los medios modernos de modo tal que los aprovechemos para extender el Evangelio y nuestra misión? Nuestra intención es que nosotras manejemos los medios y no los medios a nosotras. Hubo un vivo intercambio de experiencias sobre el manejo de los medios digitales y consejos para un manejo sensato, correspondiente a nuestra vocación virginal. Cobró aún más importancia para nosotros la existencia de “tiempos de inaccesibilidad”, porque esos son tiempos en los que cultivamos el contacto con Dios y, con ello, cultivamos nuestra vocación. En definitiva, cada vocación depende de que se alimente constantemente el fuego del primer amor.

Tiempos de inaccesibilidad en la práctica

Los tiempos de inaccesibilidad – mejor dicho – los tiempos para Dios y para mí: se concretizó en un tiempo de oración en común, sea en la Iglesia de Coronación o en el santuario, dependiendo del tamaño de los grupos. Nos hizo bien presentar ante Dios todo lo que nos moviliza en el aquí y el ahora.