04.04.2019

Las Hermanas de la Adoración participamos

de Hna. M. Ludmila Cigánková

“rezar JUNTOS”

En la víspera de la fiesta de la Anunciación del Señor, la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt invitó a rezar por la paz en el mundo y por las muchas intenciones de los hombres de hoy. Nosotras, las Hermanas de María de Schoenstatt de la Adoración nos unimos a todos los que acudieron a esta cita, meditando el santo Rosario.

Participamos
– porque la oración es nuestra tarea principal y la situación de la Iglesia y del mundo es una intención muy importante para nosotras;
– porque con gusto nos unimos a la Virgen María y con su ayuda imploramos abundantes gracias;
– porque en nuestro santuario de la Adoración tenemos un santuario peregrino que nos recuerda siempre apoyar este proyecto con nuestra oración;
– porque la oración es una potencia que abre los corazones para Dios, cambia al mundo y renueva desde adentro.

“Europa necesita oración!”

Con nuestra oración apoyamos también la iniciativa cristiana: “Juntos por Europa”, que convocó a una “oración impetuosa” por Europa, del 25 de marzo al 9 de mayo. “Europa necesita oración!” – especialmente por el día de Europa, el 9 de mayo y las elecciones en Europa del 23 al 26 de mayo.

Cada semana tiene un acento diferente: adoración, gratitud, súplica, penitencia, proclamación y bendición. A las Hermanas de la Adoración nos alegra que justamente la primera semana esté dedicada a la adoración. Hacemos turnos de adoración de una hora cada uno durante el día. En el primer banco, en el lugar de la Hermana que está adorando en este momento, están los textos de oración previstos para la oración por Europa durante estas seis semanas. De esta manera, cada una de nosotras recuerda esta gran intención. En nuestras horas de adoración llevamos ante Dios todo lo que nos ha sido confiado. Esta es nuestra contribución silenciosa pero esencial al cumplimiento de la misión cristiana de Europa y a la paz en el mundo.

“24 horas para el Señor” en el santuario original

El 30 de marzo nos unimos a la iniciativa de oración “24 horas para el Señor”, en el santuario original, rezando allí las horas del oficio, también cantamos la hora del mediodía a las 11.30 hs. Para nuestra alegría se unieron otras personas a nuestra oración.