12.11.2018

“Padre aquí estoy, mi mano en tu mano.”

de Hna. Eliza Maria Silva

“Padre aquí estoy, mi mano en tu mano.” Este es el lema que la Juventude Feminina de Schoenstatt de Brasil (JUFEM) eligió para conmemorar los cincuenta años de la vuelta de nuestro Fundador, P. José Kentenich, al hogar eterno. Vinculadas al Fundador, las jóvenes procuraron experimentar la santidad. Heloisa Benato, de Curitiba, Paraná, expresa que la JUFEM buscó conocer todavía más la esencia Fundador. En este año dedicado a él quisieron entregarse, dando un sí diario a la vivencia de ser instrumento. La joven afirma que de esta forma, elle pudo vivenciar un Padre que conduce, educa y nunca abandona.

ESPARCIENDO LUZ EN EL MUNDO

“Padre, somos tus Apóstoles en acción” fue el lema que guió las actividades de nuestras pequeñas Apóstoles Relucientes de María. Motivadas con la Maratón Kentenich, las niñas conocieron de manera sencilla la vida del Fundador, desde la infancia, estudiando el material sobre la vida de nuestro Padre en diversas situaciones. De forma didática, las Apóstoles trataron de practicar en la vida diaria algunas virtudes del Fundador.

UNA PROFUNDA VINCULACIÓN AL FUNDADOR

El estudio y las vivencias de este año le acercaron a la JUFEM y Apóstoles una vinculación más profunda con el Fundador. Muchas niñas decidieron sellar su Alianza Filial. Aline Silva, de Guarapuava, Paraná, atestiguó que en este año su corazón se “conectó” al del Padre Kentenich y así algo fue sembrado en su corazón: la pregunta sobre su vocación. En medio de sus cuestionamientos, la joven descubrió señales de amor y considera tal sentimiento como un pedido del Padre: “Desde entonces vengo rezando y entregando mi ser y mi vocación al cuidado paternal de nuestro. Sé que unida a él llegaré al camino que me lleve al corazón del Padre Eterno.” Que su sí sea un regalo para el Padre Kentenich.

JUVENTUD EN SALIDA

EN respuesta al llamado de la Iglesia Católica a vivir la cultura del encuentro, la juventude schoenstattiana de Brasil realizó misiones a lo largo de todo el año. La Misión Joven Tabor y las Misiones Universitarias reunieron cerca de 200 jóvenes para ser una Iglesia en Salida. Con la Madre Peregrina en los brazos los misioneros anunciaron el Evangelio y llevaron las gracias de la Madre de Dios.

En el mes de octubre, durante el Sínodo de la Juventud, el Papa Francisco reforzó esta invitación. Con el lema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el Pontífice confió a los jóvenes la misión de ser constructores de un nuevo modelo de Iglesia en Salida.

RUMBO A LA JMJ EN PANAMA 2019

Finalizando el año, nuestra JUFEM vive de la alegre expectativa por la Jornada Mundial de la Juventud, en enero en Panamá, con el lema: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38).

Con promociones y muchas renuncias para juntar el dinero necesario, las jóvenes están cerca de concretizar un sueño. La acción última – y que será la mayor – será el día 16 de diciembre, en Jacarezinho, Paraná, donde se realizará una carrera a beneficio.

De este modo, treinta representantes de la JUFEM Brasil, junto con las Hermanas asesoras: Hna. Eliza Maria Silva y Hna. M. Lidiane Francisconi representarán la rama femenina en la JMJ y en Hinéni (Encuentro internacional de la JUFEM, en Costa Rica). Todo esto le da fuerza y alegría a las jóvenes para vivir su ideal nacional: “Lirio del Padre, Tabor para el mundo.”