29.04.2018

LUNES POR LA TARDE

de Hna. Fernanda González

 ENCUENTROS CON EL PADRE KENTENICH

La Familia de Schoenstatt en Chile ha organizado diversos eventos para conmemorar los 50 años de la muerte del padre José Kentenich. En el Santuario de Montahue, Concepción dieron comienzo a un programa de ocho sesiones bajo el título Lunes por la tarde, aludiendo a los encuentros del padre Kentenich con matrimonios en Milwaukee justamente los días lunes. Lo organiza una comisión con la participación activa de las Hermanas de María, concretamente la Hermana M. Fernanda.

El primer encuentro ‘Lunes por la tarde’ ocurrió el 19 de marzo. Para crear el ambiente familiar que normalmente reinaba en torno al Fundador pusieron una gran fotografía del Padre en el banco en el que solía sentarse en el cementerio de Milwaukee. La idea era traer al presente la riqueza del intercambio de vida entre el Padre y las familias. Por eso la Hna. Fernanda expuso los grandes temas de tales reuniones, temas cercanos y relacionados con lo de cada día. También laicos y Hermanas de María entregaron testimonios de vivencias con el Padre que demuestran su carisma mariano, paternal y pedagógico vigente hoy.

La intención de esta iniciativa es acercar la persona del Padre.

Se quisiera que muchas personas vean en él a un sacerdote que llevó una vida ejemplar y que reflejó con claridad la imagen de Dios Padre. La idea es que quienes entren en contacto con el Santuario de la MTA establezcan un vínculo personal con él y reciban hoy todo lo que entregó hace más de 50 años.

Sabemos que todos los que ya están en la vida eterna siguen atentos  lo que ocurre aquí en la tierra e interceden ante Dios. Con mayor razón ocurre con los hombres y mujeres que han llevado una vida santa.  Ese es el caso del padre José; él se preocupa, escucha e intercede por los que acuden a él. De eso dio testimonio un joven dirigente de Pioneros –chicos de 13 a 17 años-  quien lo ha sentido muy presente en su vida en su tarea de dirigente y lo conduce en un diálogo interior y personal. Una chica contó su experiencia en el programa ‘Schoenstatt Zeit’, allí en la tumba del padre Kentenich, donde tuvo diálogos con él que han sido decisivos para su vida posterior.

Así, el encuentro de la Familia de Schoenstatt en Montahue, Concepción,  el 19 de marzo, fue un paso muy importante para los 120 asistentes y se preparan para invitar a más personas a los encuentros siguientes.