12.04.2018

Para que Brasil se convierta en una tierra santa de María

de Hna. M. Nilza Pereira de Silva, Brasil

“A la sombra del santuario se co-decidirán los destinos de la Iglesia.“

Estas palabras de nuestro Fundador, Padre José Kentenich, se hacen realidad cuando se reúnen los coordina­dores diocesanos de la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt. Provenientes de 44 diócesis del norte al sur de Brasil, vienen al santuario de la Presencia permanente del Padre en Atibaia / São Paulo.

A comienzos de marzo, los coordinadores intercambiaron sus experiencias a la sombra del santuario. Recibieron impulsos y reflexionaron pasos concretos para colaborar, en este año dedicado a José Kentenich, a que nuestra Patria se convierta en una tierra santa de María: “50 años después de la muerte del Padre Kentenich, la Obra debe continuar teniendo la fecundidad de los comienzos, y esta tarea la cargan los hombros de cada hijo de Schoenstatt hoy … Depende de los coordinadores que muchas familias se nutran de las enseñanzas del Padre Kentenich. De este modo ayudaremos a muchas familias a que lleguen a ser una nueva tierra de María.” Con estas palabras, la hermana M. Gislaine Lourenço, la asesora responsable del secretariado de la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt, le señaló a los coordinadores cuál es su tarea.

La Madre y Reina es muy amada en Brasil

A pesar de la corrupción política en Brasil, la Iglesia Católica tiene mucha influencia en la sociedad. El Movimiento de Schoenstatt colabora con la Iglesia, pues son más de 3 millones de familias que reciben a la Virgen Peregrina de Schoenstatt en sus hogares. Millones de brasileños tienen un gran amor a la Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt, a la Madre y Reina, como Ella es conocida. Estas familias reciben las gracias del santuario y tienen contacto con el carisma y la espiritualidad del Padre José Kentenich.

En este año, también dedicado a la misión de los laicos en nuestra patria, las familias tendrán la  oportunidad de profundizar la espiritualidad por medio de un programa de encuentros: “Sal de la tierra y luz del mundo, para una nueva tierra mariana!” Los temas, fundamentados en el carisma del P. Kentenich motivan a comprometerse con la transformación social por medio de la autoeducación y de acciones concretas en favor del prójimo, confiando en que la Alianza de Amor tiene la fuerza para generar una cultura nueva.

Conocer y reconocer el carisma del P. Kentenich

El ejemplo de confianza del P. Kentenich nos mueve a vivir en Alianza. Por eso, los coordinadores y misioneros de la Madre Peregrina “no queremos solamente que la Iglesia reconozca la santidad del Padre Kentenich, queremos que ella reconozca que el Padre Kentenich recibió una misión y un carisma para ayudar a construir la nueva tierra mariana. Así ese carisma puede ayudar a la Iglesia a renovar al mundo”, explica la hermana M. Gislaine.

Rita de Cássia R. da Silva acompaña el trabajo con la Virgen Peregrina en el seminario y en los ministerios en la capital del país, en Brasilia/DF, y dice: “A pesar del difícil escenario actual en nuestro país, podemos mantener viva la esperanza y la fe en la acción de la Madre de Dios con las gracias que Ella lleva desde el santuario para la transformación de nuestra patria.”

Ver  Fotos 1  y Fotos 2