30.12.2017

“Vida en abundancia”

de Hna. Clara María Bercetche, Argentina

En preparación a la fiesta de Navidad, se llevó a cabo un pesebre viviente junto al Santuario de Belgrano, en Buenos Aires, el 8 de diciembre de 2017. Fue representado por niños de entre siete y once años de edad, quienes participaron en el año transcurrido de diversos talleres organizados por las Hermanas de María de Schoenstatt en Belgrano y que se realizaron bajo el lema: “Vida en abundancia”.

Talleres para los niños del vecindario

El lema remite a la primera visita del Padre Kentenich el 14 de enero de 1950 a la casa de las Hermanas en Buenos Aires, junto a la cual hoy se halla el Santuario del barrio de Belgrano, en plena ciudad. Las primeras palabras que el Padre Kentenich pronunció allí, las tomó del Evangelio de Juan: “He venido para que tengan vida y vida en abundancia (Jn 10,10)”.

El objetivo de los talleres de manualidades, canto y cocina era acercar a las familias de la zona al Santuario. Las Hermanas le dieron la bienvenida a entre 25 y 70 niños en cada encuentro, después de cada uno de ellos pasaban siempre por el santuario, a visitar a la “Dueña del lugar”: la Santísima Virgen. Allí cantaban cada vez algunas canciones y hacían una breve oración. Algunos de los niños que se habían destacado podían tocar la campana, esto significaba el mejor premio para ellos.

Un pesebre viviente al cierre de los encuentros

El pesebre viviente el 8 de diciembre fue el cierre festivo de los encuentros de este año. Luego de celebrar la santa Misa en un salón poblado de niños vestidos de blanco, escenificaron un pesebre viviente junto al Santuario. Los niños cantaron los villancicos que habían practicado. Muchos de ellos sabían tocar la flauta y así se formó una orquesta acompañada por los instrumentos que ellos mismos habían confeccionado. Uno de los niños interpretó Noche de Paz en violín. Al final los papás recibieron “mensajes” que eran citas de textos del Padre Kentenich y para los chicos se repartieron caramelos. El encuentro culminó con la canción Noche de Paz cantada por todas las familias presentes.