06.08.2019

Dirigentes de Schönstatt “centennials” visitan nuestra Casa Madre

de Hna. Rosa María Lamberti

Un grupo de 15 jóvenes provenientes de Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay y USA, y que está participando de la Escuela de Jefes de Schönstatt, en Alemania, visitó nuestra Casa Madre en el Monte Schönstatt el día 12 de julio, acompañados por el Padre José Luis Zabala, a cargo de la Escuela de Jefes.

Querían conocer más de cerca nuestro Instituto, en especial, sobre nuestra forma de ejercer el liderazgo. Nuestro encuentro se inició en la capilla de la Casa Madre, donde comienza también cada día de las Hermanas de la Casa Madre, en la oración comunitaria y la Eucaristía, donde se renueva y se realiza nuestra vocación de guiar a los hombres hacia Dios, a través de María.

Luego siguió una breve merienda para cobrar fuerzas. A continuación, con un powerpoint fuimos exponiendo nuestra forma de vivir el liderazgo por nuestro ser y en nuestros campos de trabajo. Quisimos poner el acento en la autoeducación en el ámbito de los medios digitales: solo puede ser dirigente quien se autoeduca y avala con su vida lo que quiere anunciarle a los demás. Y, en esta época, en que los medios digitales, las redes sociales ocupan un lugar central – sobre todo en la vida de la “Generación Z”, o los “centennials” – debemos ver en los medios una chance enorme para ejercer el liderazgo, guiando desde allí a quienes nuestra Mater Ter Admirabilis nos confía en la Alianza de Amor. Ella fue, como lo dijo el Papa Francisco en Panamá “la ‘influencer’ de Dios”. También nosotros, desde Schoenstatt, podemos ser “influencer” como Ella y en Ella a través de la Alianza de Amor vivida – también en las redes sociales.

Concluida nuestra exposición siguió una ronda de preguntas. ¿Cuánto tiempo lleva hasta que se es Hermana perpetuamente incorporada? ¿Cómo hemos descubierto nuestra vocación? ¿Qué consejos podemos aportar para crecer en una relación vital con la MTA y con nuestro Padre y Fundador, el Padre Kentenich?

Los jóvenes compartieron sus experiencias de ejercicio del liderazgo schoenstattiano a través de las redes sociales, como también los desafíos que se presentan para su generación de centennials en este ámbito.

Fueron diálogos de mucho contenido, en un clima de alegría, un clima de familia, tal como se da cuando están presentes la MTA y el Padre Kentenich. Los jóvenes nos agradecieron por el recibimiento y los contenidos que les brindamos, y nosotras les agradecimos por su visita y el enriquecimiento que nos brinda las experiencias que nos compartieron. Y nos comprometimos a seguir rezando por la fecundidad de su Escuela de Jefes!

Fueron diálogos de mucho contenido, en un clima de alegría, un clima de familia, tal como se da cuando están presentes la MTA y el Padre Kentenich. Los jóvenes nos agradecieron por el recibimiento y los contenidos que les brindamos, y nosotras les agradecimos por su visita y el enriquecimiento que nos brinda las experiencias que nos compartieron. Y nos comprometimos a seguir rezando por la fecundidad de su Escuela de Jefes!