26.10.2018

Housekeeping (el manejo de la casa) es asunto de jefes

de Hna. M. Linda Wegerer und Hna. M. Priska Furrer, Schönstatt

En septiembre de 2018 el “Team Housekeeping” (equipo de manejo de la casa) de la Casa de Formación Marienland, en el Monte Schoenstatt tuvo su segunda jornada de formación en la Casa Padre Kentenich. Estas jornadas de formación se dan en períodos regulares, normalmente en forma mensual.

En el año 2018 el acento está puesto, además de en las preguntas técnicas e internas, en conocer más al fundador del Movimiento internacional de Schoenstatt como al “jefe” propiamente dicho y descubrir cuáles son sus deseos en relación a este equipo.

En este contexto despertó interés el nuevo film sobre el Padre Kentenich. El título: “El Pionero”, se puede aplicar bien al trabajo en la Casa de Formación Marienland.

El pionero

En 53 minutos se muestra, en este film, la vida del Padre Kentenichs como un “pionero”. Según la Hna. Francine-Marie Cooper, autora de este film, esta imagen expresa bien lo que el fundador de Schonestatt expermientó en su vida y lo que puso en movimiento. Dios se valió de él como “pionero”. En la Alianza con Maria él descubrió un camino nuevo para vivir la fe hoy. Un camino de fe apto para la vida cotidiana!

Él mismo ha permanecido fiel a este camino a través de todas las dificultades de su vida. Con valentía y confianza continuó -incluso después de todos los reveses- el camino de Dios.

Y su obrar no termina con su muerte el 15 de septiembre de 1968. Él sigue guiando el camino e invitándonos a seguirlo.

El pionero de Dios

Para la presentación de este contenido se utilizan diversos elementos: material original de la época, testimonios contemporáneos y escenas recreadas por actores. El elemento de conexión es un caminante “de hoy”.

Esta presentación le impresionó mucho sobre todo a un miembro del equipo. Ella dice:
“Me impresionó mucho la relación entre lo moderno y lo pasado. Encontré muy logradas las escencas del caminante de hoy y su relación con el Padre Kentenich en aquel entonces.”

Otra dijo:
“Me conmueve cómo ha cargado el Padre Kentenich lo difícil. Una y otra vez tuvo que luchar interiormente y proseguir.”

Y lo que dijo otro miembro del equipo resume posiblemente la experiencia de todos:
“A través de la película, volví a captar la vida del Padre Kentenich de una manera diferente y más profunda.

El manejo de la casa es asunto de jefes

Después del film quedó tiempo para acoger más intensamente uno u otro detalle de la vida del Padre Kentenich en la exposición permanente de la Casa. La atención se centra esta vez en el tiempo posterior a su liberación del campo de concentración de Dachau y su regreso del exilio en Navidad de 1965.

Por eso es una buena idea reunirse aquí, en esta estación de la vida del Padre Kentenich, para sacarse una foto grupal. El Padre Kentenich queda en el centro del grupo. Porque: housekeeping es asunto de jefes!