08.09.2018

La Madre y Reina de la “Santa Casa” en Londrina

de Hna. M. Gláucia Carini Couto / Hna. M. Nilza P. da Silva

El poder del amor de la Reina

El día solemne, el 15 de agosto de 2018, se congregaron los médicos, enfermeras, otros trabajadores, pacientes, miembros del consejo de administración, más de 350 personas, para celebrar el jubileo de oro de la coronación de la Madre de Dios. Su imagen en la entrada principal fue coronada hace cincuenta años, el 15 de agosto de 1968, por Mons. Geraldo Fernandes, el obispo local en aquel tiempo, bajo el título “Madre, Reina Triunfadora del Reino de la Luz”.

La celebración se repitió varias veces a lo largo del día para posibilitar la participación de todos los trabajadores. Durante la preparación a esta celebración, todos: trabajadores, pacientes, acompañantes, quienes entraran al hospital, podían ofrecer sus aportes al Capital de Gracias. “Contemplar el rostro noble y hermoso de la Madre de Dios y percibir su amor maternal es, sin duda, la mayor gracia que he recibido, puesto que es la fuerza de este amor la que me recibe, me acompaña y me guía siempre a Jesús,porque nuestra Madre no retiene nada para sí”, dijo Dafne Daniele dos Santos, enfermera asistente del centro quirúrgico.

Durante la celebración, los más de 25 sectores del hospital fueron colocados a los pies de la MTA, en una placa con el nombre de cada uno, para que ella los bendiga. Después de una reflexión sobre el título y la misión de la Madre como ‘Reina Triunfadora del Reino de la Luz’, todos renovaron la coronación, rezando la misma oración de 50 años atrás.

Ella está presente y actuante

Al mismo tiempo en que entregaban juntos la corona, cada uno podía coronar personalmente, pues tenía en las manos una estampa de la Madre y Reina de Schoenstatt y un adhesivo con la imagem de la “corona jubilar”.

Sérgio de Oliveira Filho, un paciente, afirma:  “Para mí la presencia de Nuestra Señora, es la presencia de una persona que me ayudó mucho y a quien me vinculé. Fue una fuerza para mí en este tiempo que estoy aquí, me dio mucha fuerza, me ayudó mucho. Fui muchas veces a rezar a la capilla, recibí los folletos con las oraciones y también la corona del día en que se realizó la coronación aquí. También recé con el Sr. Pedro (paciente que está internado en el mismo cuarto).”

Con la corona, la Reina recibió la misión de formar un Reino de Luz, en el cual la vida sea prioridad desde su concepción hasta la muerte natural. Un Reino donde la vida es celebrada, defendida, cuidada, promovida ypriorizada así como el Evangelio enseña: “He venido para que todos tengan vida y vida en abundancia!” (Jn 10,10).

Algo de historia

Desde su fundación en el año 1936, las Hermanas de María trabajan en el hospital “Santa Casa” en Londrina. El pequeño hospital, originariamente construido en madera, se convirtió en un gran complejo de seis unidades. Hoy está conformado por tres hospitales con seis divisiones (Santa Casa de Londrina, Hospital Mater Dei, Hospital de niños Sagrada Familia, Centro ambulatorio, Centro de Diagnóstico y Centro Educativo Profesional Mater Ter Admirabilis).

Las Hermanas de Maria, a lo largo de los años, colaboran en la pastoral, administración y enfermería de la institución. Además de los servicios en los sectores de salud, coordinan y actúan en la Pastoral en el complejo de las seis unidades de salud. Una pastoral que “se basa en las diretrices de la Iglesia Católica y en la espiritualidad del Padre José Kentenich,” como leemos en la página web que presenta la Hermandad. (ver http://www.iscal.com.br/)

Los que trabajan o pasan por las unidades de salud, con conducidos al Santuario, que está muy cerca. De esta forma, la Madre y Reina sigue unida a muchas historias de vida, de las personas que necesitan de su dulce mirar en las horas de aflicción y dolor, también en las horas de alegría y conquistas.

Recorriendo muchos sectores encontramos crucifijos y la imagen de la Madre y Reina tres veces Admirable de Schoenstatt.