16.03.2018

Programa “Schönstatt-Zeit”

de Hna. Rosa María Lamberti

Immaculata Patris – Ver sacrum para hoy!

Del 8 de enero al 4 de marzo de 2018 se realizó en Schönstatt el programa: Schönstatt-Zeit. Siete jóvenes de Paraguay y Chile pasaron casi dos bendecidos meses en Schönstatt, junto con las Hermanas de María en el Monte Schönstatt, para crecer más hondamente en la espiritualidad de Schönstatt y regresar fortalecidas a sus casas para extender por todo el mundo una nueva primavera santa como imágenes de María, la Inmaculada.

El programa, que se realizó bajo el lema: Immaculata Patris, Ver sacrum para hoy! – elegido por las mismas jóvenes – contenía reuniones de grupo cuyo tema principal fue el Cántico al Terruño, una oración del P. Kentenich compuesta en el campode concentración de Dachau. Hubo viajes siguiendo las huellas del P. Kentenich hacia Gymnich/Colonia, Limburgo, Bonn, Tréveris, Metternich, a la Liebfrauenhöhe, Munich y Dachau, y naturalmente en el mismo lugar, Schönstatt, hubo muchos encuentros con el Fundador. Las jóvenes visitaron las diversas casas de Schönstatt, tuvieron encuentros con los distintos Institutos, Federaciones y Liga de Schönstatt, los cuales contribuyeron a aclarar sus preguntas respectivas a estas agrupaciones.

Mediante estos encuentros como también mediante los tiempos de oración, las santas Misas, etc. vivenciadas junto con otros schoenstattianos, se vincularon más profundamente con la Familia de Schönstatt, la cual las acogió con mucho cariño.

También las jóvenes aportaron a los schoenstattianos del lugar, por ejemplo con sus danzas o su arte culinario.

Las jóvenes regresan ahora con muchos conocimientos, vivencias y amistades nuevas, pero saben: Esta no es la última vez que están en Schönstatt! Volverán – pero sobre todo, sus corazones permanecen para siempre en este lugar santo!

un eco:

“Este tiempo en Schoenstatt, los testimonios de los schoenstattianos que viven allí, nos muestran que los altos ideales de Schoenstatt en parte se pueden alcanzar y esto nos da esperanza, nos anima a aspirar por estos ideales.”